Tags

, , , , ,

For an English translation of this post, read on below.

Mis amigos gringos a menudo se quejan de los géneros de los sustantivos en español. —¿Por qué es el orgullo masculino y la vergüenza femenina? No tiene sentido, — dicen. No tengo respuesta, por supuesto. Para mi, los géneros de las palabras son a la vez obvios e invisibles. Un reloj no me parece masculino, pero no puedo imaginar una reloj – tal cosa no existe.

Creo que cualquier hispanohablante diría que el género de una palabra no importa nada. Fija que algunas palabras son femeninas en algunos países y masculinos en otros, como un computador y una computadora, o un radio y una radio, y las computadoras y las radios son las mismas por todo el mundo. Pero a veces el género gramatical, en los idiomas que lo tienen, es más importante que uno tal vez creería.

la muerte

En el arte francés, “La Mort” es una mujer.

Por ejemplo, el arte representa a la Muerte según el género de la palabra “muerte” en el idioma del artista. En el arte ruso, la Muerte es una mujer, y en el arte alemán “der Tod,” una palabra masculina, es un hombre. También, los hablantes de idiomas que usan géneros opuestos para la misma palabra usan adjetivos distintos para describir la palabra. En alemán, los puentes son femeninos, entonces los alemanes dicen que los puentes son elegantes y gráciles, mientras que los hispanohablantes dicen que los puentes son fuertes y poderosos.

un puente

¿Cómo describiría este puente?

Así parece que cuando hablo español, veo el mundo por los lentes del género en una manera distinta que cuando hablo inglés. Pero también es obvio que los rusos, que hablan un idioma con género gramatical, no son mas machistas que los chinos, que hablan un idioma que no usa el género ni por las personas. Aquí tenemos una paradoja, porque no se puede disputar que debemos cambiar nuestro lenguaje en este mundo mas igual que nunca – ¿pero cómo? Hay palabras como “el juez” y “el médico” que se refieren a ocupaciones que antes no se permitían las mujeres. Ahora que muchas mujeres trabajan en estas ocupaciones, ¿debemos decir que hay jueces y juezas, médicos y médicas? Parece más inclusivo, pero los relojes son masculinos y eso no importa nada, ¿entonces por qué necesitamos palabras femeninas para los jueces y los médicos?  Quizá también que las palabras “jueza” y “médica” indican que el género de la persona que hace el trabajo es tan importante como el trabajo si mismo.

¿Y qué hacemos con el dato que cuando hablamos de algo o alguien desconocido, usamos el masculino? ¿Cómo se puede hablar de alguien que no se identifica con los géneros binarios? Estas mismas problemas existen en inglés, pero en un idioma sin género gramatical como inglés, me parece más fácil resolverlas. Por el internet a veces he visto “amig@s,” ¿pero como se pronuncia? Afortunadamente, los luchadores de género hispanos ya han propuesto una solución mejor: un nuevo género neutro con el vocal “e.” Entonces puedo decir que tengo une novie que quiero mucho, y a veces salgo con ele para comprar libros y beber thé. Quizá podríamos hablar de les jueces y les médiques.

Me siento orgullosa cada vez que digo que soy científica. El género ahí me importa, porque no hay bastante científicas, entonces para mi es algo especial ser una. Pero el género gramatical de español me da pena a la vez. Una víctima de un crimen, hombre o mujer, es siempre una víctima, una palabra femenina. Es terrible que el ról de la víctima sea afeminado en el idioma. Pero una persona, hombre o mujer, es una persona, también una palabra femenina, entonces la humanidad es afeminada también. Así es la paradoja de género que existe en la querida lengua que es mi herencia.


This post is about grammatical gender. Because English only uses gender for pronouns, I will add a (m) for masculine, (f) for feminine, and (n) for neutral to indicate the gender of the Spanish word I’ve translated, when relevant.

My gringo friends often complain about the gender of Spanish nouns. “Why is pride masculine and shame feminine? It doesn’t make sense,” they say. I don’t have an answer, of course. For me, the gender of words are obvious and invisible at the same time. A clock (m) doesn’t seem masculine to me, but I can’t imagine a clock (f) – such a thing doesn’t exist.

I think that any Spanish speaker would say that the gender of a word doesn’t matter at all. Notice that there are some words that are feminine in some countries and masculine in others, like a computer (m) and a computer (f), or a radio (m) and a radio (f), and computers and radios are the same all over the world. But sometimes grammatical gender, in the languages that have it, is more important than one might think.

For the French, "La Mort" is a woman.

For the French, “La Mort” is a woman.

For example, art represents death according to the gender of the word “death” in the language of the artist. In Russian art, Death is a woman, and in German art “der Tod,” a masculine word, is a man. Also, speakers of two languages that use opposite genders for the same word use different adjectives to describe the word. In German, bridges are feminine, so the Germans say that bridges are elegant and graceful, while Spanish speakers say that bridges (m) are strong and powerful.

a bridge

How would you describe this bridge?

So it seems that when I speak Spanish, I see the world through the lenses of gender in a different way than when I speak English. But it’s also obvious that Russians, who speak a language with grammatical gender, are no more chauvinist than the Chinese, who speak a language that doesn’t use gender even to refer to people. Here we have a paradox, because it’s impossible to dispute that we should change our language in this world that is more equal than ever – but how? There are words like “judge (m)” and “doctor (m)” that refer to occupations that were once barred to women. Now that many women work in these occupations, should we say that there are judges (m) and judges (f), doctors (m) and doctors (f)? It seems more inclusive, but clocks are masculine and that doesn’t matter at all, so why do we need feminine words for judges and doctors? It’s also possible that the words “judge (f)” and “doctor (f)” indicate that the gender of the person who does the work is just as important as the work itself.

And what do we do with the fact that when we speak of someone or something we don’t know, we use the masculine? How can we talk about someone who doesn’t identify within binary gender? These same problems exist in English, but in a language without grammatical gender like English, to me it seems easier to resolve them. On the internet I’ve seen words like “amig@s,” but how do you pronounce that? Fortunately, Hispanic gender warriors have proposed a better solution: a new neutral gender conjugation. So I can say that I have a significant other (n) who I love very much, and sometimes I go out with them (n) to buy books and drink tea. Maybe we could talk about judges (n) and doctors (n).

I feel proud every time I say I am a scientist (f). The gender matters to me then, because there aren’t enough scientists (f), so for me it is something special to be one. But at the same time, the grammatical gender of Spanish can hurt. The victim of a crime, man or woman, is always a victim, a feminine word. It’s terrible that the role of the victim is feminized in language. But also, a person, man or woman, is a person, a feminine word as well. Such is the paradox of gender that exists in the beloved language that is my heritage.

Advertisements